Olivia Newton-John me descubrió el Laberinto Sagrado

   Olivia Newton-John me mostró, por primera vez, la figura sagrada del Laberinto.

   En este artículo te contaré los sucesos que me fueron
descubriendo poco a poco qué es eso del Laberinto clásico.

   Sí, como lo oyes, Olivia Newton-John fue la primera persona en hablarme del Laberinto sagrado. No recuerdo bien el año, tal vez 2016, 2017, tal vez antes. Estaba viendo en YouTube un video de Deepak Chopra sobre las Leyes espirituales del éxito que había realizado junto a Olivia. En ese video Olivia mostraba el enorme Laberinto clásico que tenía en su jardín, y contaba que cuando se bloqueaba componiendo o tenía algún problema se iba a recorrer el Laberinto y así le volvía la inspiración, que le ayudaba a sanar y recuperarse.

   Yo pensé: “qué tía más rara.”

   Pero como bien es sabido, nunca se puede decir “de este agua no beberé”. Yo soy un ejemplo múltiple de ello.

   Ese breve comentario de ella sembró una semillita de curiosidad en mí. Busqué por internet información sobre “eso del Laberinto” pero no encontré mucho, salvo algunos dibujos y muchos laberintos de jardín. Así que terminé desistiendo.

   Por enero de 2018, una amiga me comentó que en Antequera (Málaga) estaba realizando un llamado Marianna García Legar “Doña Loba”, algo de honrar a nuestros ancestros en los dólmenes o algo así, durante la Candelaria de febrero. A mí lo que más me atrajo fue que formarían un gran Laberinto de luz que todo el que quisiera podría recorrer.

   Otra vez aparecía en mi vida eso del Laberinto, esta vez muy cerca de casa y con la posibilidad de experimentarlo.

   No lo dudé y allí me planté (como la canción de Mecano).

   La experiencia fue increíble, el evento estaba muy bien organizado a pesar de que se congregaron allí casi 1000 personas, llegadas de todos los rincones de España.

   Cuando por fin me tocó mi turno estaba ya bien entrada la noche, serían casi las 12, si bien recuerdo. Una luna enorme comenzando a menguar miraba desde el cielo cuando entré en el Laberinto de Luz.

   Las mujeres tocaban tambores y cantaban a un lado del Laberinto, el olor a incienso inundaba el lugar, el frío de febrero calaba hasta los huesos y la oscura noche se iluminaba con los cientos de velas del Laberinto. Fue un momento mágico. Jamás hubiese podido imaginar una forma más especial de entrar por primera vez en un Laberinto Sagrado.

   Empecé a recorrerlo caminando a un ritmo pausado pero no excesivamente lento, con mucho cuidado de no quemar mi falda con las múltiples velas. Las primeras sensaciones no se hicieron esperar. A pesar de tener la referencia de las mujeres cantando, árboles, etc. llegó un momento en el que me empecé a sentir mareada y después mi cerebro entró en un estado de confusión, no sabía dónde estaba, dudaba de estar haciéndolo bien, estaba convencida de que me había equivocado de camino (aun siendo unidireccional), incluso empecé a ponerme nerviosa.

   Pero de repente una voz en mi interior me decía con claridad “sigue el camino marcado, sigue el camino marcado”.

   Algo dentro de mí sabía que no sólo se refería al camino del Laberinto, sino a mi vida, a mi propio camino.

   Me relajé y entonces llegué al centro y después a la salida.

   Ese Laberinto marcó un antes y un después en mi vida, salí pletórica, emocionada, flipando. “¡yo quiero uno en casa! Quiero mi propio Laberinto!” No veía la hora de poder tener uno.

   Al año siguiente, otra amiga me habló de un curso de introducción al Laberinto celta que se impartía en la otra punta de España. No lo dudé, tenía que hacer ese curso como fuera, por fin se me daba la oportunidad de conocer a fondo esa figura misteriosa que tanto me atraía y me fascinaba.

   Y así fue como comencé mi formación como Guía de Laberinto.

   A día de hoy pude cumplir mi sueño de tener mi propio Laberinto. Te lo mostré en este video hace un tiempo. Y aunque es bastante humilde y pequeño no le resta poder a la hora de recorrerlo.

   En primavera de 2021 hice mi primer taller online sobre Laberinto Sagrado y durante el verano impartí un ritual de fertilidad y otro de solsticio, ambos presenciales y con muy buena acogida.

   Si como me pasó a mí te ha picado el gusanillo de saber qué es eso del Laberinto Sagrado te invito a que veas el taller gratuito de Introducción que impartí a principios de 2021. Es un taller muy práctico en el que te enseño cómo crear tu propio Laberinto de mesa y a trabajar con él aspectos de tu vida.

Recordarte que puedes seguirme también en mis RRSS:

   También te recuerdo que puedes contactar conmigo si crees que necesitas una limpieza energética o te la han recomendado: 660 14 08 99

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: